Logo Ubiqo
Transporte de carga en la frontera

El transporte de carga en la frontera México – Estados Unidos es una actividad esencial para la economía de ambos países. A través de los múltiples cruces fronterizos, transitan alrededor de 7 millones de camiones de carga al año

La magnitud de este sector es tal que incluso las leves repercusiones que la pandemia tuvo sobre sus cifras han quedado atrás, con un porcentaje de cruce que ha aumentado de forma constante desde 2020.

A pesar de la evidente dependencia de ambos países en estos intercambios de mercancía, la logística detrás de estos es algo compleja. Incluso tras la firma del Tratado de libre comercio de América del Norte (1994), por años, Estados Unidos no permitía a los camiones de carga mexicanos cruzar la frontera. Hoy en día se puede solicitar el permiso de autotransporte internacional, pero llegar a esto ha supuesto una larga travesía. 

En esta nota expondremos las maneras en las que se cruza mercancía por la frontera y cómo esto ha evolucionado junto a las relaciones de los países involucrados. 

Transporte de carga en la frontera

Antes del permiso internacional 

Previo a que comenzaran a expedirse los permisos de autotransporte internacional, existían sólo dos maneras de transportar mercancía legalmente de un país a otro. Éstas aún son utilizadas por algunas empresas. 

Cruce con transbordo 

El cruce con transbordo es una actividad en donde el transportista de un país –en este caso México– lleva la carga hasta una yarda en la frontera. Ahí, estarán ubicados los puntos de transbordo. Estos son lugares donde la carga cambia su medio de transporte. 

Una vez que el vehículo mexicano llevó la carga hasta el punto de transbordo, ésta será llevada a un camión en el lado de Estados Unidos. Este camión se encargará de finalizar el proceso de entrega. 

Si bien desde que existe el permiso de autotransporte internacional este método ya no es del todo necesario, sigue siendo utilizado ya que tiene ciertos beneficios. Algunos de estos son evitar retrasos en la frontera y reducir el costo de embarque.

Algunos productos que es conveniente mover por este medio son materias primas y productos básicos como comida y bebidas, siempre que estén correctamente empacados para que el transbordo no los ponga en riesgo. 

Cruce directo de caja 

El cruce directo de caja es muy similar al cruce con transbordo. En ambos, tanto el remolque como el transportista se quedan del lado de la frontera de donde proviene el producto o carga

En este proceso, el camión –con caja– llega a un patio en suelo fronterizo donde la caja es desenganchada del remolque. Posteriormente, un transportista estadounidense –previo acuerdo con la empresa– irá a recoger la caja, la enganchará a su remolque y terminará la entrega. 

Esta metodología es apropiada para el transporte de carga en la frontera de productos sobredimensionados o cualquier cargamento que requiera transporte especializado, ya que los transportistas no tienen contacto directo con el producto, sino con la caja. 

Para este proceso es común contratar el servicio de los transfers o burreros. Estas empresas se encargan de cruzar cajas de un lado a otro de la frontera y pueden cobrar de 200 a 400 dólares por cruce. Depende de la logística de cada empresa si optan por esta opción o deciden tramitar sus propios permisos para el cruce de frontera de los productos. 

La primera vez que una empresa decidió prescindir del servicio de los transfers fue Jabil Global en 2010. A partir de este punto, la competencia para estos servicios aumentó, provocando que los costos de cruce por la frontera disminuyeran. 

Permiso internacional

El primer permiso para transporte de carga internacional a una empresa mexicana se otorgó a Transportes Olympic en 2011. Esto fue el resultado de una larga discusión entre México, Estados Unidos y Canadá acerca de los compromisos de cada país en el Tratado de libre comercio de América del Norte. Esta propuesta se presentó como una solución que apoyaría a todos los países involucrados. 

Como resultado, cualquier empresa mexicana que desee utilizar vehículos de transporte a través de la frontera y en territorio estadounidense, deberá llenar el formulario OP-1(MX). Posteriormente, el gobierno vecino hará las investigaciones correspondientes, las cuales incluyen confirmar que el solicitante está registrado ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que los transportistas cuentan con permiso para operar vehículos de carga pesada, que no consumen narcóticos, entre otros. 

El trámite de este permiso no es algo exclusivo de domiciliados mexicanos, sino que cualquier transporte de Estados Unidos que desee entrar a territorio mexicano deberá tramitar un permiso en las oficinas del gobierno de México. El proceso se puede realizar totalmente en línea.

El permiso autoriza la prestación de los servicios de autotransporte internacional de carga en México. Cabe destacar que no permite el transporte de materiales peligrosos

Transporte de carga en la frontera

Transporte de carga en la frontera 2023

Si bien ha habido un avance en la logística del transporte de carga internacional, aún quedan muchos problemas que enfrentar. Uno de ellos es el hecho de que cada cruce fronterizo se encuentra regido bajo la ley del estado al que pertenece

Dos estados involucrados son California y Texas; mientras que California propone constantemente medidas para facilitar el acceso de transportes mexicanos, Texas parece imponer trabas a los procesos. El ejemplo más reciente son las revisiones que el gobierno texano comenzó a realizar en transportes de carga mexicanos, sin previo aviso

Transporte de carga en la frontera- Muro

Lo alarmante de esto es que estas medidas generan pérdidas millonarias a las empresas mexicanas. Se estima que, a diario, se trasladan productos perecederos con un valor estimado de 9 mil millones de dólares. En consecuencia de las casi 7 horas que algunos vehículos de carga tardan en cruzar la frontera, muchos de estos productos se ven dañados.

Medidas similares se habían impuesto a inicios de 2022, como un intento de frenar la migración ilegal a Estados Unidos. Si bien se firmaron acuerdos con los representantes de Coahuila, Nuevo León y Chihuahua para frenar las revisiones de aquel año, parece ser que el problema ha resurgido

Al gobierno mexicano sólo le resta seguir negociando con el país vecino, buscando acuerdos que beneficien a ambas partes. 

Para conocer más sobre este y otros problemas que involucren al transporte de carga, consulta nuestro blog

Compartir en

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Contenido

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top