Logo Ubiqo
inteligencia artificial

La Inteligencia Artificial (IA) ha revolucionado el mundo. Sólo bastan unos minutos en redes sociales o medios de comunicación para encontrar alguna novedad referente a esta tecnología. Por ello, al tratarse de una herramienta tan accesible en la actualidad, sería de esperar que cualquier persona que acuda a ella esté consciente de lo que tiene en sus manos. 

Contrario a lo esperado, la realidad es que muchos aspectos de la inteligencia artificial son un misterio para sus usuarios. ¿Sabes por qué se creó la inteligencia artificial?, ¿desde cuándo existe?, o ¿a dónde piensan llegar las compañías con el desarrollo de la IA?

En esta nota buscaremos esclarecer algunas de estas incógnitas, para lograr un mejor entendimiento del mundo al que lentamente nos estamos adentrando. 

¿Qué es la inteligencia artificial?

La IA es una rama de la informática que se ocupa de la creación de máquinas inteligentes capaces de realizar tareas que normalmente requieren inteligencia humana. Estas tareas abarcan el aprendizaje, la resolución de problemas, la percepción, la comprensión del lenguaje y la toma de decisiones. La IA tiene como objetivo simular funciones cognitivas humanas en máquinas, permitiéndoles adaptarse, aprender de la experiencia y ejecutar tareas de forma autónoma.

¿Por qué se creó la inteligencia artificial?

Los inicios de la IA se remontan a mediados del siglo XX, cuando los informáticos y matemáticos comenzaron a explorar la posibilidad de crear máquinas que pudieran imitar la inteligencia humana. El término “inteligencia artificial” fue acuñado en 1956 en la Conferencia de Dartmouth, donde se sentaron las bases para la investigación de la IA.

La creación de esta rama estuvo motivada por varios factores clave:

  1. Automatización y eficiencia. Una de las principales motivaciones detrás de la IA era automatizar tareas y procesos, mejorando así la eficiencia y la productividad en diversas industrias. Los sistemas impulsados ​​por IA pueden realizar tareas repetitivas con precisión y velocidad, reduciendo el trabajo humano y los posibles errores.
  2. Resolución de problemas e innovación. La IA se concibió como un medio para abordar problemas complejos que podrían superar las capacidades humanas. Desde el diagnóstico médico hasta la exploración espacial, la IA tiene el potencial de analizar grandes cantidades de datos y generar conocimientos que podrían eludir la comprensión humana.
  3. Aumento de las habilidades humanas. En lugar de reemplazar a los humanos, la IA se desarrolló para complementar y aumentar las habilidades humanas. A través de la IA, los humanos pueden aprovechar la tecnología para ampliar sus capacidades en diversos campos. Por ejemplo, el Traductor Vasco M3 permite a los usuarios mantener conversaciones en otros idiomas. Así como éste, existen muchos otros ejemplos de aparatos con IA que realizan funciones como mejorar el sentido del oído o escribir lo que el usuario está pensando.

inteligencia artificial

¿Cómo ha evolucionado la inteligencia artificial?

La Inteligencia Artificial se ha embarcado en un viaje fascinante, marcado por momentos cruciales que han dado forma a su evolución desde un concepto teórico hasta una fuerza transformadora en todas las industrias. Estos momentos clave destacan los avances que impulsaron a la IA a la vanguardia del avance tecnológico.

  1. Contribución de Alan Turing (1950)

Considerado a menudo como el padre de la IA, Alan Turing desempeñó un papel fundamental en la historia de la IA. En su artículo “Computing Machinery and Intelligence“, Turing introdujo el concepto de una prueba para determinar la capacidad de una máquina para exhibir un comportamiento inteligente indistinguible del de un humano. Esto sentó las bases para futuros debates sobre la inteligencia artificial.

  1. La Conferencia de Dartmouth (1956)

Considerada el lugar de nacimiento de la IA, la Conferencia de Dartmouth reunió a visionarios como John McCarthy, Marvin Minsky, Claude Shannon y otros para explorar la posibilidad de crear máquinas con inteligencia similar a la humana. Fue en esta conferencia donde se acuñó el término “inteligencia artificial”, estableciendo la agenda para la investigación de la IA. Además, fue ahí donde se presentó el Logic Theorist de Newell y Simon, capaz de demostrar teoremas matemáticos. Este invento es considerado por muchos como el primer programa con inteligencia artificial.

  1. Primeros programas de IA (décadas de 1950 a 1960)

Durante este período, los investigadores se centraron en la IA simbólica y desarrollaron programas que operaban en base a reglas y símbolos. Un ejemplo de esto fue el General Problem Solver (GPS); un programa creado para resolver problemas generales. 

  1. El Perceptrón (1957)

Desarrollado por Frank Rosenblatt, el Perceptrón fue una forma temprana de red neuronal capaz de reconocer patrones. Si bien sus limitaciones se destacaron más tarde, esta invención sentó las bases para futuros avances en el aprendizaje basado en redes neuronales.

  1. Sistemas expertos (décadas de 1970 a 1980)

Esta era vio el surgimiento de sistemas expertos: programas de inteligencia artificial diseñados para emular la experiencia humana en campos específicos. Entre las aplicaciones pioneras se encuentra el MYCIN, un sistema experto para diagnosticar infecciones bacterianas.

  1. Deep Blue derrota a Kasparov (1997)

Deep Blue de IBM, una computadora para jugar al ajedrez, derrotó al campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov en una partida de seis juegos. Este evento mostró el potencial de la IA en la resolución de problemas complejos y marcó un hito importante en la capacidad de la IA para desafiar la inteligencia humana en dominios específicos.

  1. Debates éticos y sociales (década de 2010 hasta el presente)

A medida que las aplicaciones de IA se expandieron, los debates sobre ética, prejuicios, transparencia y rendición de cuentas ganaron importancia. Las consideraciones éticas en el desarrollo y la implementación de la IA se volvieron críticas, lo que llevó a llamados a favor de una IA responsable.

Estos momentos clave en la historia de la IA ilustran una trayectoria marcada por innovación, desafíos y cambios de paradigma. A medida que la IA continúa avanzando, su impacto en todos los dominios continúa creciendo, lo que promete enormes oportunidades y la necesidad de una consideración cuidadosa de sus implicaciones en la sociedad, la ética y nuestro futuro.

La IA y los dilemas éticos

Este año ha sido marcado por los dilemas éticos que han surgido alrededor de la inteligencia artificial. Uno de los ejemplos más sonados a nivel mundial es el de las huelgas en Hollywood. Tanto el sindicato de guionistas (WGA) como el sindicato de actores (SAG-AFTRA) han luchado –entre otras cosas– por un uso moderado de la inteligencia artificial en el cine y televisión. 

Otro ejemplo está en la música, donde los artistas han mostrado inconformidad con el uso no autorizado de su voz en producciones musicales. El problema –hablando específicamente de México– radica en que, mientras los creadores de estas ediciones no reciban remuneración económica, no se considera que estén infringiendo los derechos de autor. 

El Deepfake es también un problema que crece de forma exponencial. Este término se refiere al uso de tecnología para colocar el rostro de una persona en el cuerpo de otra en video. Se trata de una especie de “máscara” informática. Esta funcionalidad de la IA ha sembrado dudas en la población mundial: ¿cómo puedes estar seguro de quién está hablando en realidad?

inteligencia artificial

El futuro de la inteligencia artificial

La evolución de la IA continúa dando forma a diversas industrias y aspectos de la vida humana. A medida que los sistemas de IA se vuelven más sofisticados, los debates sobre la ética, los prejuicios, la transparencia y la responsabilidad en el desarrollo así como la implementación de la IA se vuelven cada vez más cruciales.

A pesar de estos desafíos, la búsqueda de la IA sigue siendo una fuerza que impulsa la innovación tecnológica, cuyo objetivo es mejorar la eficiencia, la resolución de problemas y la interacción hombre-máquina en diversos campos.

Como usuarios, nos corresponde experimentar los beneficios de esta rama de la tecnología, manteniendo siempre un ojo crítico ante los problemas que surgen en nuestra interacción con las máquinas. 

Para consultar artículos similares, visita nuestro blog dando clic aquí.

Compartir en

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Contenido

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top