Logo Ubiqo
huracanes en las carreteras

El impacto negativo que tienen los huracanes en las carreteras no es ningún secreto. Los conductores más experimentados conocen algunos de los efectos de las lluvias y fuertes vientos. Por su parte, las empresas ya consideran elementos como el clima, embotellamientos e infraestructura al momento de planear una ruta. A pesar de esto, es importante tener en cuenta las afectaciones a las vías incluso cuando un estado no se encuentra en caso de emergencia. 

Nunca es muy pronto para tomar precauciones. Con los recientes desastres provocados por los huracanes en México, es importante que las empresas recuerden algunos de estos impactos y qué medidas deben tomarse para el transporte de mercancía.

huracanes en las carreteras

Principales afectaciones de los huracanes en las carreteras

Inundaciones

Quizá el daño más común a las carreteras durante un huracán sea la acumulación de agua. Esto no sólo puede causar graves accidentes, sino que en el menor de los casos, ocasionará embotellamientos.

Esto convierte a los conductores en un blanco fácil para asaltos, además de provocar daños en los vehículos más vulnerables al agua. 

Por si fuera poco, las inundaciones también dañan la infraestructura de las carreteras, lo que las vuelve inseguras para su uso. Estos daños persisten incluso cuando los huracanes o tormentas han pasado, por lo que se requieren inversiones del gobierno para que las vías vuelvan a su estado original. 

Bache por inundación

Deslizamientos de tierra

Derivado también de la lluvia, están los deslizamientos o derrumbes. Este fenómeno de la naturaleza puede atacar a gran velocidad, en ocasiones sin previo aviso.

Su tamaño aumenta conforme arrastra consigo otros elementos: árboles, rocas e incluso vehículos. Esto puede provocar accidentes a los autos o camiones expuestos. Incluso en el mejor de los casos, contribuirá a agravar los embotellamientos en carretera.

Las empresas deben ser especialmente precavidas de no planear rutas que atraviesen zonas montañosas durante las épocas de fuertes lluvias. 

Vientos fuertes

Durante los huracanes, el viento puede alcanzar altas velocidades. Esto provoca el desprendimiento de árboles u otros elementos que pueden bloquear el paso en las vías. En ocasiones, estos vientos alteran el curso de los automóviles y dificultan el control del conductor sobre ellos, llegando incluso a volcarlos.

Los vientos fuertes afectan especialmente a los vehículos de gran magnitud, como los camiones de doble remolque. El viento puede cambiar la trayectoria de una caja, poniendo en riesgo la seguridad de todos en la vía.

En estos casos, los transportistas y otros conductores pueden adoptar medidas para prevenir accidentes. La primera y más importante es reducir la velocidad. Esto siempre aporta al conductor mayor control sobre el vehículo. Además, un conductor debe recordar siempre sostener firmemente el volante en estas situaciones.

viento fuerte por huracán en la carretera

Erosión costera

En zonas costeras, es probable que la presencia de huracanes provoque la erosión de playas y carreteras. En este caso, se deberá transitar con precaución, o bien, posponer los viajes.

Fallos en las redes celulares

Con la reciente situación de emergencia en Guerrero, pudimos ver cómo los huracanes afectan la señal de los dispositivos móviles.

Muchas antenas celulares fueron derribadas por las lluvias y fuertes vientos, lo que provocó la pérdida de señal en gran parte del estado. 

Para las empresas que transportan mercancía, esto significa la imposibilidad de comunicarse con el transportista. Si se utilizan dispositivos de rastreo celular, no sería posible obtener actualizaciones.

Afortunadamente, los dispositivos de localización satelital pueden notificar su ubicación aún cuando la red celular no está disponible; sin embargo, la presencia de densas nubes imposibilita también la comunicación de los dispositivos con los satélites.

Recordemos que todas las consecuencias de los huracanes no solo afectan la carga, sino también a las personas dentro y fuera del camión.

En esta época, es probable que muchos de los camiones en ruta no sólo transporten mercancía para venta, sino también víveres para los damnificados. Aún en este contexto, como empresas, recordemos siempre mantener el sentido humano durante la planeación de rutas.

Para consultar artículos similares, visita nuestro blog.

Compartir en

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Contenido

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top