+52 442 217 67 69 ventas@ubiqo.net
Creación de rutas: la ventaja de los sistemas de localización GPS
logística

Creación de rutas: la ventaja de los sistemas de localización GPS

La tecnología evoluciona todos los días. Esto es beneficioso para nosotros los usuarios, ya que ahora contamos con comodidades que hace algunos años no podríamos haber imaginado. Una de estas ventajas es el desarrollo de los sistemas de localización GPS, que hoy en día se usan tanto en el ámbito personal como en el profesional. 

En esta nota, nos enfocaremos en su uso para flotas vehiculares. 

Los localizadores GPS como el UBI-Smart ayudan a rastrear transportes de carga. Esto con el propósito de controlar la seguridad y eficacia de las rutas de transporte. Sin embargo, al consultar los reportes de ruta no estamos obteniendo la información en el momento, mientras que supervisar minuto a minuto no siempre es rentable. 

Es por lo anterior que los sistemas de localización GPS proporcionan nuevas maneras de planear rutas. Los usuarios ahora pueden prever paradas, zonas prohibidas o peligrosas, y caminos delimitados.

¿Cómo nos ayudan las georutas y los sistemas de localización GPS?

Podemos definir la georuta como una línea trazada entre dos puntos situados geográficamente. Es decir, el camino que se sigue para llegar del punto A al punto B.

Imaginemos que tenemos un remolque que debe transportar su carga de un estado a otro. Con ayuda de las georutas, es posible delimitar con anticipación las vías que el conductor deberá seguir. De esta manera, se puede decidir qué caminos son más convenientes para un viaje en cuestiones de seguridad, iluminación, distancia y condiciones para los transportistas. 

Algunos inconvenientes que pueden anticiparse al planear una ruta son:

  • Las condiciones ambientales. El vehículo podría gastar más combustible o tardar en llegar a su destino cuando el clima o el terreno no son favorables. Además, en algunas zonas pueden presentarse dificultades con el sistema de navegación GPS. 
  • Calles en mal estado o problemas de tráfico. Un semáforo dañado, socavones en la carretera o vías en reparación pueden poner en riesgo la seguridad del transportista y el estado de la carga. Por ello, te recomendamos tener esto en cuenta al organizar una ruta.
  • Zonas peligrosas. Existen sectores en donde la probabilidad de que el conductor sea víctima de asalto o robo de la unidad son mayores, por lo que es conveniente evitar estas zonas mientras sea posible.

Para más información, te recomendamos consultar nuestro artículo sobre georutas y cómo crearlas dando clic aquí.

Transporte de carga con sistemas de localización GPS

Beneficios en el uso de geocercas

Podemos definir las geocercas como perímetros delimitados geográficamente. Una vez fijada la ruta, las geocercas posibilitan el monitoreo de entrada o salida de las áreas seleccionadas. Por ejemplo, si en un trayecto existe mayor riesgo de robo al vehículo en cierto tramo, puedes seleccionarlo para que la plataforma te alerte cuando la unidad se encuentre ahí. Esto permite a las empresas estar alerta ante posibles percances. 

Otras situaciones en donde las geocercas pueden ayudar a optimizar un viaje son:

  • Detectar si el transportista está haciendo mal uso de la unidad. Por ejemplo, deteniéndose para tratar asuntos ajenos a la empresa. 
  • Indicar las gasolineras y zonas de descanso autorizadas. 
  • Conocer cuánto tarda la unidad en cada parada. Esto puede ayudar a organizar mejor los tiempos en el futuro.
  • Monitorear que el vehículo no salga del área designada. Por ejemplo, de la ciudad o de un estado en específico.

Para más información, te recomendamos consultar nuestro artículo sobre los tipos de geocercas dando clic aquí.

Ejemplo de zona o geocerca para sistemas de localización GPS

¿Qué indicadores pueden ayudarnos a interpretar los trayectos?

Ahora que conoces la importancia de usar georutas y geocercas, es necesario tener algo en cuenta. No toda la información es relevante.

Tener presentes los indicadores clave en cada trayecto es una manera de aprovechar todo el potencial de la tecnología y los sistemas de localización GPS. Esto te ayudará a filtrar la información y conocer a qué conductas prestar atención.

    • Entrada/Salida. Puedes recibir notificaciones cuando el transporte entre o salga de ciertas zonas. El lugar de entrada te indicará si está realizando una entrega, cargando gasolina o descansando en un paradero. Con la alerta de salida sabrás que ha retomado el viaje. 
    • Permanencia. Es útil conocer en qué puntos se demora el transportista. Paradas prolongadas en restaurantes o zonas de recreo pueden indicar un mal uso del vehículo. Por el contrario, el retraso en un lugar de entrega tal vez se deba a un problema de operaciones.
  • Aproximación. Se refiere al momento en que un vehículo se acerca o aleja de una geocerca. Con esto es posible saber si se encuentra en peligro o dejó atrás el punto de entrega. No todas las aproximaciones serán importantes. Quizá no te interese saber si tu camión se acerca a cargar combustible, pero sí su proximidad a una zona de derrumbe. 
  • Paradas. Cuando tu transporte se detiene en lugares o momentos poco comunes, es el momento de estar alerta. Por otro lado, una parada breve en un alto o semáforo no es de importancia para la operación. Todo dependerá de los parámetros establecidos por la empresa.

Recuerda que estos conocimientos son clave para obtener el mayor provecho de los sistemas de localización GPS. Pensar en estos parámetros a la hora de planear tus rutas mejorará la eficiencia de tus operaciones. Si deseas mantenerte informado sobre las actualizaciones de esta tecnología, te recomendamos seguir consultando nuestro blog.

Deja un comentario